Junio de 2518

Tras varios años de viaje espacial, emborronados por las complejas implicaciones de la relatividad, la astronave Draco llega al sistema de Próxima Centauri. Es la primera de las catorce naves que partieron de Terys en busca de nuevos hogares para la humanidad. El nuevo exomundo, Liberys, es una hermosa promesa hecha roca para los futuros colonos, y una esperanza para la continuidad de la especie humana. Sin embargo, los colonos que se han asentado bajo la nueva estrella deben enfrentarse no solo a los elementos naturales y los peligros que les acechan tras cada cordillera, sino también contra el peor enemigo posible: ellos mismos.