Mileva Marić, la madre de la Relatividad

Me da rabia tener que incluir “esposa/hija/hermana de…” en un artículo sobre mujeres de la ciencia, pero en este caso es imposible no hacerlo, ya que el trabajo de Mileva está firmemente unido al que normalmente tenemos asociado al físico alemán. Siempre he dicho que Einstein está sobrevalorado (y ya hablaremos de esto más adelante en otra ocasión), y esta idea se encarna mejor que nunca en la historia de Mileva Marić.

 

mileva
Mileva Marić, en ell libro Las chicas son de ciencias: 25 científicas que cambiaron el mundo

Zurich

Mileva ingresó en el Instituto Politécnico a la vez que Albert Einstein, y ya allí se sabía que Mileva superaba en notas al físico alemán más famoso de todos los tiempos, quizás inspirando el mito de que era muy malo en mates cuando era estudiante. No es que fuese malo: es que Mileva era mucho mejor.  Seis años después de conocerse se casaron.

 

La Relatividad

Se dice que  la idea de la relatividad comienza con la tesis que Mileva escribió y presentó cuando estudiaba en Zurich (y que han desaparecido), e igualmente sucede con el Efecto Fotoeléctrico (que valió a Einstein el premio Nobel en 1905), que al parecer está basado en trabajos que presentó Mileva cuando estudiaba en Heidelberg. Y la cosa no termina ahí… todo por lo que conocemos a Einstein fue desarrollado conjuntamente por los dos. Einstein a veces era incapaz de trasladar los abstractos conceptos a fórmulas matemáticas, y ahí es donde entraba Mileva.

 

La tiranía

Einstein obligaba a Mileva a encargarse del hogar, mientras que él se daba baños de masas, viajaba por el mundo expandiendo sus ideas y viéndose con otras mujeres. En una de sus cartas amenaza a Mileva con divorciarse si no dispone siempre de ropa limpia, comida en el plato o si le dirigía la palabra sin que  Eintein lo solicitase.
Mileva lo mandó a la mierda.

 

La vida en solitario y en silencio

Tras el divorcio, Mileva llevó una vida modesta dando clases particulares y cuidando de su hijo esquizofrénico. Cuando Einstein recibió el premio Nobel (entregado solo a él, a pesar de la importante carga de trabajo que había por parte de ella), el físico alemán entregó todo el dinero a Mileva.

 

Que no se silencie a las científicas

Mañana 11 de febrero es el Día Mundial de la Mujer y la Niña en la Ciencia. ¡Alcemos la voz! Si también quieres leer más de este blog sobre mujeres en la ciencia y la ingeniería, puedes leer: Tres españolas de ciencia: Coral Barbas, Elena Ibáñez y Lourdes Ramos,  Trinidad Arroyo Villaverde. También hay en el blog posts donde hablamos desde Marie e Irene Curie Hedy Lamarr, … ¡Hasta Natalie Portman! Pero no nos limitamos a científicas de bata y laboratorio, también nos podemos ir al espacio con Mary Jackson, Katherine Johnson y Dorothy VaughanMae Carol Jemison, Jocelyn Bell o con Margaret Hamilton. Tampoco olvidamos a aquellas que son los fundamentos de nuestra vida moderna, como Émilie du Châtelet, raíz de la física o Lynn Conway, y su revolución en la sombra. Por último, no puedo irme sin mencionar a dos grandes de la ciencia y la divulgación made in Spain (pero living in Canada) como son Carolina Jiménez, arquitecta y artista de VFX (cuya obra has admirado en miles de películas super taquilleras) y nuestra meteoróloga de cada día (o mejor dicho: cada noche), Mónica López. También puedes pasarte por la página de nuestras amigas: mujeres con ciencia, una verdadera joya de la divulgación, la concienciación y la visibilidad de las mujeres en la ciencia y en la ingeniería. Y por supuesto, no puedo recomendar lo suficiente la revista Terebi Magazine, una maravilla del periodismo de videojuegos.

 

Agradecimientos

Este artículo está escrito bajo la inspiración de un libro magnífico y necesario: Las chicas son de ciencias: 25 científicas que cambiaron el mundo, escrito por Irene Cívico y Sergio Parra, e ilustrado por Núria Aparicio. La imagen del artículo está tomada del libro.

 

 

 

 


Autora del artículo: Elly Strum
Matemática Zumbada.
Soy el unicornio de Blade Runner.
Viva la ciencia y las croquetas con jamón.


 

Share your thoughts