La premisa

Tengo que reconocer que me cuesta ser objetivo con la temática de Horizonte Rojo, pues me cuesta resistirme a un Space Opera en la línea de Mass Effect. Me gusta mucho.
Lo que más me ha gustado de la novela quizás sea eso, el STUFF: los escudos cinéticos, los rifles, las armaduras de placas, el RegeAsepTM… y también tengo que mencionar la diversidad de razas y civilizaciones, cada una con sus particulares características y actitudes. Es un universo muy completo e interesante, repleto de aventuras y traiciones. Además de asquerosos arrianos dispuestos a disparar primero y preguntar después.

Los personajes y el argumento

Rea Kerr

Seguimos a una singular tropa de mercenarios: la jefa es Rea Kerr, con muy mala leche y un auténtico problema con la bebida. (mucha gente, al ver la portada de Horizonte Rojo, la comparaban con mi amiga Dana, pero he podido comprobar que solo se trata de un parecido físico). A pesar de lo que dice en la sinopsis, en el fondo es una buena persona metida en un mundo difícil y violento, donde se trata de la supervivencia del más fuerte. Rea Kerr es dura porque tiene que serlo más que los arrianos, que los gorianos y que las despiadadas corporaciones de Idris, no muy diferentes de los esclavistas de tiempos olvidados.

En la Athena también viaja Kirsten, la piloto e ingeniero de Horizonte Rojo, una mujer de recursos y habilidades imprescindibles a bordo. Puede hackear cualquier base de datos por inexpugnable que parezca, y es también la voz de la conciencia de la tripulación. A bordo de la Athena viaja también Rurik, un veterano que ha visto tiempos mejores, y cuya depurada técnica sirve a muchos de ellos de ejemplo. Nutty es el francotirador del grupo y, bueno, citando al doctor Leonard Bones McCoy: No le funcionan todos los impulsores. Y desde luego ninguna tripulación estaría completa sin un descerebrado de gatillo fácil. De igual manera que la Serenity tenía a Jayne Cobb y la Normandy a Wrex, la Athena tiene a Bahuer. Como son tres historias dentro del volumen no me quiero meter mucho en la trama, aunque estén encadenadas. Sí puedo asegurar que hay aventuras, tiros y peleas, aliens y mucho sexo.

Veredicto

Me ha gustado la soltura con que está escrita la novela, así como la naturalidad con la que la autora escribe las escenas de sexo. Aunque lo que sin duda me ha cautivado son las trepidantes escenas de combate, así como el worldbuilding que hay ahí metido y del cual Rocío Vega hace gala con maestría. La única pega que le pongo, de hecho, es que no se ahonde más en los matices y reglas de ese universo maravilloso y fantástico, aunque supongo que tendré que leerme el volumen número 2 si quiero más.

Véase también

Si queréis saber más sobre lo que escribe Rocío Vega podéis pasaros por su blog y por su patreon para echarle una mano con sus publicaciones. Merece la pena ponerse en órbita y echar un vistazo. Si queréis leer otras reseñas que he hecho hasta ahora podéis leer Lo que significa tu nombre, de Víctor Miguel Gallardo y 36, de Nieves Delgado. Habrá reseña también la semana que viene, quizás incluso haga un combo doble y reseñe a la vez Colorofilia, de Cristina Jurado y Domori, de Sofía Rhei. La semana siguiente continuaré con el ciclo de Star Trek con un episodio dedicado a Espacio Profundo Nueve.

 


Autor del artículo: Hestor Valere
Primyr de Cartografía de Liberys
Me gusta ir a la playa y quedarme dormido durante las tormentas estelares.