Hoy vamos a dar un paseo por una las series más polémicas de la franquicia Star Trek, y la última del gran coletazo producido por el éxito de sus predecesoras. Hablamos de Star Trek: Enterprise.

La serie

Nos situamos en el siglo 22, entre los acontecimientos narrados en Star Trek: Primer Contacto y los de la serie original. Zefram Cochrane al final sí consiguió el vuelo del Phoenix y estrechar la mano de los Vulcanos. Ahora nos encontramos en fases experimentales del vuelo con motor de curvatura. Asistimos a la botadura de la primera nave con capacidad de factor 5, la NX-01 Enterprise. Faltan 10 años para que se funde la Federación Unida de Planetas. Estamos realmente bajo el ala de los Vulcanos y de sus enseñanzas, y ya desde el principio de la sere notamos algún tipo de tensiones entre los humanos y sus tutores estelares, que parecen querer retrasar el avance hacia las estrellas de los seguidores de Zefram.

Los personajes

T’Pol. Aunque esta científica vulcana no es la protagonista de esta serie, la pongo la primera porque es la más importante de toda la serie. Asignada (por parte del Alto Mando Vulcano) a la primera singladura de la NX-01 para asegurarse de que no hay problemas con los humanos, T’Pol cubre el puesto de oficial científica de la nave. Con el tiempo, T’Pol (interpretada por la actriz norteamericana Jolene Blalock) se vuelve fiel a la Enterprise y renuncia a su función de cuasiespía para unirse a la lucha que surge entre los humanos y los misteriosos Xindi. T’Pol es el puente entre las dos civilizaciones, y la verdadera razón por la cual se crea la Federación Unida de Planetas, aunque ese mérito pasa a la historia como labor de…

Jonathan Archer. El capitán de la NX-01 Enterprise. Es una persona curiosa y emocional, y uno de los pilotos más brillantes durante las pruebas con naves de factores de curvatura menores, precursores de la NX-01. Archer (interpretado por Scott Bakula, un habitual en la ciencia ficción campy norteamericana) es un explorador y diplomático entusiasta. Quizás demasiado bueno y cercano a veces, se suele meter a veces en líos por pensar siempre bien de todo el mundo. Tiene un adorable perrito, un beagle llamado Porthos.

Hoshi Sato. La oficial de comunicaciones de la Enterprise (predecesora de Uhura) es una inteligentísima experta en idiomas de origen japónes. Habla lenguas de todas las índoles, hasta sumar un total de cuarenta (incluido el klingon). Hoshi Sato ha llegado a salvar la nave de la destrucción gracias a sus habilidades. Linda Park dio vida a Hoshi Sato.

Malcolm Reed. Proveniente de una familia con gran tradición de pertenecer a la Marina Real Británica (de la que se alejó porque tiene un pánico horrible a ahogarse), Malcolm es una persona muy reservada aunque llena de recursos. Malcolm Reed fue intepretado por el actor británico Domic Keating.

Travis Merryweather. El timonel de la Enterprise es uno de los primeros de una generación de humanos nacidos y criados en el espacio, ya que pertenece a una familia de mercantes espaciales. Conoce cientos de especies y alienígenas que ha conocido a lo largo de su vida, pero pronto la Enterprise empieza a alejarse del vecindario usual y se ve ante una insólita Tabula Rasa. El actor y dibujante británico Anthony Montgomery dio vida al timonel Merryweather (por cierto, Anthony Montgomery es nieto de Wes Montgomery, guitarrista de jazz y una de las leyendas del hard bop).

Phlox. El oficial médico de la Enterprise es un afable denobulano querido por todos. El segundo alienígena a bordo de la nave, le ocurre igual que a T’Pol: es asignado de forma temporal y decide quedarse de forma voluntaria. Su extraordinariamente larga sonrisa (característica de su especie) siempre acompaña a su buen hacer, que combina medicina de muchas especies con remedios naturales por igual.

Charles “Trip” Tucker. Ingeniero jefe de la NX-01 Enterprise. Este norteamericano sureño y despreocupado trata el reactor de antimateria de la nave como si fuera su hijo, y se encarga de que funcione como un reloj en todo momento.

La nave

Poco se puede decir de la nueva (y a la vez antigua) astronave Enterprise después de un diagrama tan bonito como este, diseñado por el usuario unusualsuspex de DeviantArt. Es más modesta que sus predecesoras (sucesoras), no tienen holocubierta, ni tampoco fásers. No hay todavía torpedos de protones, y se usan misiles al uso. Su máxima velocidad de curvatura es, como se ha dicho antes, de factor cinco (muy poco, si lo comparamos con el factor 9.4 del crucero clase Galaxia que es el Enterprise D). Es también más pequeña que cualquiera de sus tocayas, lo que da un ambiente más casero y acogedor a la nave. Su puente, en tonos grises y limpios, nada ostentosos, da la impresión más de ser un submarino que una astronave del futuro.

Veredicto

Me gustó mucho el comienzo de la serie. Es una temática refrescante, diferente de todo lo que habíamos visto hasta ahora. La estructura de la serie sigue siendo la misma, pero la temática y la ambientación da para hacer mucho juego con la línea temporal. Sí es cierto que se termina haciendo un poco pesada con los arcos argumentales de la Guerra Fría Temporal y con los Xindi, y al ser una serie tan episódica la fatiga asoma en algunas ocasiones en forma de capítulos de relleno completamente prescindibles. Yo le doy un aprobado porque sí es verdad que está muy bien escrita y que los personajes están muy bien construidos, lo que ayuda a que enganche muchísimo.

En el presente ciclo…

Hasta ahora hemos cubierto La Serie OriginalLa Nueva GeneraciónEspacio Profundo NueveVoyager. y ahora Enterprise. La próximasentregas como es lógico, versará sobre la polémica Star Trek: Discovery, y sobre esta última me voy a explayar a lo grande porque sé que mis opiniones van a hacer que mas de un@ levante sus escudos y active sus fásers.

 


Autor del artículo: Hestor Valere
Primyr de Cartografía de Liberys
Me gusta ir a la playa y quedarme dormido durante las tormentas estelares.